¿Te falta tierra?

Una de las cosas que más echaba de menos durante el confinamiento era pisar la tierra. Aunque tenemos una terracita con nuestro huerto en macetas que nos permitían un pequeño contacto con la naturaleza, yo sentía mucha necesidad de conectar con la tierra.

Por mi forma de ser tiendo a estar mucho en la mente, lo cual no ayuda en estos casos 😅 Así que hice algunas cosas para intentar bajar a tierra aunque no pudiera hacerlo literalmente.

🖐 Hacer cosas con las manos (cocinar, dibujar, tejer, construir algo…)
🌱 Trabajar con las plantas (regar, sembrar, quitar malas hierbas…)
🧘🏻‍♀️ Hacer meditaciones enfocadas a enraizarme en la Tierra.
🌲 Hacer baños de bosque (shinrin-yoku) en casa. No hay nada como un baño de bosque en un bosque de verdad, mejor aún si es abrazando algún árbol, pero durante el confinamiento tuve que tirar de imaginación y de aceites esenciales para crear esa sensación de conexión con la naturaleza sin salir de casa.

Algunos aceites esenciales tienen fitoncidas, unas sustancias volátiles enormemente positivas para nuestra salud (te sugiero investigar sobre sus beneficios), y a falta de un baño de bosque real, a mí me han dado la vida durante el confinamiento y me han ayudado a enraizarme. Una de mis sinergias favoritas se llama Grounding, que por algo tiene ese nombre y además huele de maravilla, es como teletransportarse a un bosque 😌

¿Te pasa también lo de estar muy metid@ en tu mente y con poca conexión a tierra? ¿Sueles hacer alguna de las cosas que he comentado o tienes alguna otra que te va bien para enraizar? Cuéntamelo en los comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *